AFL NEWS

EL MÁS MALO DEL LUGAR. EL NUEVO CINTURÓN BMF DE LA UFC

“BADDEST MOTHERFUCKER” BELT este es el original y agresivo nombre con el que UFC ha bautizado su nueva creación. La nueva categoría de “el hijo puta más duro” con la que se ha querido premiar a dos de los luchadores más guerreros y mediáticos de la compañía, pero que aún no tienen el cinturón de campeón de la categoría welterweight.

 

UFC, no solamente se ha inventado este cinturón que nos ha tenido en vilo a todos los aficionados, sino que, en cierta medida, ser ha vuelto a reinventar en el negocio del espectáculo (showbusines). El cinturón era parte del espectáculo, como también lo fue la presencia del archiconocido actor The Rock, que, además de presidir la ceremonia del pesaje, tuvo una aparición estelar en el combate estrella de la noche. Haciendo el paseíllo como si de otro luchador más se tratase portando el cinturón. UFC maneja bien el espectáculo, solo había que ver a la gente aclamando a The Rock y al cinturón. Para colmo, han conseguido sentar al presidente de Estados Unidos en un evento de MMA, con independencia de los abucheos que se llevara, o como consiguieron que aceptara la invitación, las expectativas que UFC había conseguido eran brutales. Todos los ojos puestos en las MMA.

 

Estos eran los preliminares para el título inventado (con gran acierto) de “BADDEST MOTHERFUCKER” BELT

 

La ocasión lo merecía y el nombre del cinturón viene como anillo al dedo para estos dos gladiadores, surgidos de los barrios bajos de Los Angeles, California (Nate Diaz) y Miami, Florida (Jorge Masvidal) a quienes los deportes de contacto salvaron de acabar quién sabe cómo.

 

Jorge Masvidal, del American top Team, (y compañero de equipo de nuestro querido Juan Espino “el guapo”) hijo de padre cubano y madre peruana, aunque nacido y criado en Miami, afrontaba este combate tras un balance de 2-2 en sus últimas 4 peleas (2 victorias 2 derrotas). Aunque las dos últimas victorias habían sido espectacular, su último combate acabó por KO por rodilla voladora en 5 segundos, consiguiendo el record del KO más rápido de la historia del UFC. Igualmente fue muy sonado el KO a Darrren Til, luchador durísimo, y la anécdota en la entrevista de después dejando para la posteridad la frase “three piece with a soda” respondiendo así las increpaciones de Leon Adwars

 

Nate Diaz, venía de una apabullante victoria sobre Anthony Pettis, tras un periodo de inactividad desde su segunda pelea con Conor Mcgregor en agosto de 2016. Sin embargo, Nate, por su carisma y forma de ser no ha dejado de estar en boca de todos. Teniendo gran culpa de la creación de este cinturón, cuando al ser entrevistado tras la victoria ante Pettis llamó a Masvidal a pelear contra él, “Masvidal es un gangster pero no es un gangster de la Costa Oeste” recibido con gran aclamación por todo el público presente. Incluso el propio Jorge Masvidal que aplaudió con entusiasmo esta llamada, además de devolvérsela cuando noqueó a Ben Askren

 

Así de caldeado estaba el ambiente para este espectacular combate y así comenzaba el primer round entre dos luchadores muy experimentados. Masvidal comenzaba amagando una rodilla en salto, como la que le supuso tener el KO más rápido de la UFC. Masvidal sonreía con el amago y Nate le increpaba con las manos, para pasar a tacar con mucha presión estos primeros segundos del primer asalto. Aunque iba a durar poco, llegada al clinch, dirty boxing de masvidal con buenos codos, para acabar poniendo a Diaz von la espalda en el suelo tras una combicación de goles y un middle kick que casi acaban con el combate en este primer asalto. Diaz es un luchador muy veterano y con muchos recursos, sabiendo reponerse y conectar buenas manos en el rostro de Masvidal que tuvo que buscar el clinch. Asalto claro para Masvidal

 

En el segundo ya presentaba Diaz daños en la cara, pero eso no le impedía salir a por todas con buenos golpes de puño. La diferencia se notba en las patadas medias que Masvidal lanzaba (y siempre alcanzaba) el cuerpo de Diaz, otra vez con una bolea larga de derecha impactó en el mentón y tras patada a la barriga obliga a díaz a sentarse en el suelo y hacer guardia para defenderse mejor con su jiu jitsu. La pelea vuelve en pie y siguien los ataques de una y otra parte que hacen que el público ruja y cualquier espectador de MMA. Aunque Masvidal es quien conecta más y mejores golpes la pelea puede caer de cualquier lado. Nate hace gala de su conocimiento de lucha de suelo y obliga a Masvidal a extremar las precauciones para escaparse de los ataques de Nate Diaz

 

Al comienzo del tercer asalto se veía la cara de Nate Diaz muy dañada, la ceja derecha presentaba un gran corte, el pómulo derecho no estaba menos dañado, aunque por la actitud de Nate y como salía a cruzarse con Masvidal parecía que no tuviese nada, continúan los duros intercambios, aunque la tónica sigue siendo, Masvidal conecta más manos certeras y hace más daño del que recibe.

 

Una vez terminado el tercer asalto, el árbitro se ve obligado a llamar al médico del evento quien al ver las heridas que presentaba Nate Diaz no duda en parar la pelea. El público se queda con ganas de más, también los espectadores que estamos en casa. Jorge Masvidal levanta el dedo haciendo gesto de negación, como que no acepta un cinturón así, que quiere seguir peleando. Nate Diaz le protesta al médico y cuando se acerca el presidente Dana White parece que no entiende porque le paran, pero las imágenes hablan por si solas. Los cortes que presenta son muy grandes y con mucho peligro si el combate continua. Con combate que consolida a un Jorge Masvidal como, seguramente, el próximo aspirante al título de los pesos welter.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *